Personas sin hogar: Acompañamiento en calle y sensibilización

Compatir en Facebook Compatir en Twitter Enviar por email Más...

articulo-personas-sin-hogar-pilar

El programa de Personas sin Hogar de SOLIDARIOS para el Desarrollo tiene como actividades principales el acompañamiento en calle y la sensibilización. El programa funciona a través de una red coordinada de diferentes rutas realizadas por personas voluntarias que se distribuyen por distintos puntos de la ciudad.

Los voluntarios se encuentran con distintas personas que duermen en la calle para dialogar con ellas, compartir un café y favorecer de ese modo el encuentro desde la igualdad y desde el ocio como herramienta para la inclusión.

Las personas que forman parte del programa llevan a cabo una labor valiosa que entraña sensibilidad, humanidad y, ante todo, “normalidad”. Desde esta iniciativa, con una trayectoria de 20 años, se buscar concienciar sobre las necesidades y la situación de las personas en situación de calle.

Por ello, hacer hincapié en la formación y en el conocimiento de la realidad es fundamental para el desempeño de la labor del voluntariado y la mejor arma es el diálogo directo para conocer esa realidad de primera mano.

Por tanto, el programa permite conocer, explorar y trabajar desde una perspectiva cercana e integradora hacia una realidad social, que necesita salir de un enfoque clásico de cobertura de necesidades para pasar a uno de derechos que dé visibilidad a estas personas. Aquí reside el valor añadido de la actividad de solidarios, pues la solución pasa necesariamente por la integración.

No podemos olvidar que, cuando hablamos de personas sin hogar, no nos referimos a un colectivo, a una comunidad con una identidad compartida. Son personas con distintos perfiles y procedencias.

A pesar de su cercanía física, la realidad de las personas sin hogar sigue siendo una de las más desconocidas por la ciudadanía y los agentes sociales (medios de comunicación, empresas, otras ONG, etc.), lo que facilita que se perpetúe el estigma, los falsos mitos y los prejuicios que han acompañado la imagen que en ocasiones tenemos de estas personas.

Según en el Informe Foessa 2014, casi 12 millones de personas (3,8 millones de hogares) están afectadas en España por diferentes procesos de exclusión social, 4,4 millones más que en 2007. Cinco millones de ellas, por situaciones de exclusión severa, un 82,6% más que en 2007.

Cuando hablamos de personas en situación de exclusión social nos referimos a aquellas que no pueden disfrutar de una ciudadanía social plena, en condiciones de igualdad, ni ejercer los derechos que les corresponden por verse privadas de lo que consideramos fundamental para el desarrollo humano: acceso a una vivienda adecuada, protección de la salud apropiada, empleo digno, una educación de calidad, una protección social suficiente y cultura.

La exclusión social produce situaciones de desprotección y marginalidad caracterizadas, entre otras, por la precariedad del mercado de trabajo y la ruptura de lazos sociales y familiares. La existencia de personas en esta situación pone en cuestión la eficacia del sistema y de nuestras instituciones a la hora de evitar o frenar procesos de marginación y para lograr la inclusión de esas personas.

Promover la incorporación de todas las personas que viven en nuestra sociedad y su participación social debe ser el principal objetivo de las administraciones y, por ello recordamos desde Solidarios que todo el mundo tiene algo que aportar y generar vínculos de cohesión social que permita seguir avanzando en la lucha por la igualdad, la dignidad y la transformación de una ciudadanía activa y solidaria desde la acción voluntaria.

Artículo de Ana Pilar Amador Borrero, colaboradora del departamento de comunicación de SOLIDARIOS para el Desarrollo, que hace voluntariado con personas sin hogar en Madrid, en Sevilla, en Granada y en Murcia

Haz voluntariado con personas sin hogar