Un premio Nobel en la cárcel con Solidarios

Compatir en Facebook Compatir en Twitter Enviar por email Más...

El premio Nobel de Literatura, el escritor Mario Vargas Llosa, ha participado en el Aula de Cultura de Solidarios en la cárcel de Madrid III (Valdemoro).

Acompañado por el grupo de voluntarios de Solidarios y ante un salón de actos repleto de internos, Mario Vargas Llosa ha hablado de su vocación literaria y de cómo se hace uno escritor, compartiendo preguntas y anécdotas de vida con los asistentes.

El escritor ha donado a la biblioteca del centro penitenciario 50 títulos de sus diferentes obras en nueve idiomas.

Con una ponencia titulada “La literatura y la vida” Mario Vargas Llosa ha compartido la mañana de sábado con más de 200 internos de la cárcel de Valdemoro. Invitado por Solidarios, el escritor ha acudido con ganas y curiosidad por compartir un espacio que nunca antes había conocido en nuestro país.

Vargas Llosa ha comenzado su charla explicando las ventajas que las buenas lecturas ofrecen para la vida de las personas, “la lectura nos saca de nuestro pequeño mundo y nos enseña otros espacios donde poder comprobar que los seres humanos tenemos más cosas comunes que diferentes”. Para el escritor “leer buenos libros tiene efectos sobre nuestra visión del mundo, nos permite vivir más vidas dentro de la vida”.

Desde su propia historia Mario Vargas Llosa ha compartido con los internos de la cárcel de Valdemoro el porqué de su dedicación a la literatura: “¿cómo resulté siendo escritor? Por el extraordinario placer que me dieron los libros desde que a los cinco años aprendí a leer.” Poco a poco ha desgranado la historia de su vocación literaria y cómo los pasos de su biografía le han ido dando ideas para sus siguientes obras. Ha explicado cómo surge una novela y el proceso de duro trabajo que supone encerrarse varios años a escribir. “Una novela en mi caso siempre nace de una experiencia vivida, de imágenes que se han conservado en mi memoria y son el embrión de una historia”. Así ha contado cómo se han forjado varias de sus obras; de su estancia en el colegio militar nació su primera novela La ciudad y los perros, de su viaje a la selva peruana varios trabajos posteriores, La casa verde y Pantaleón y las visitadoras, de sus vivencias en la época de las dictaduras en Perú Conversaciones en la Catedral, etc.

En el turno de preguntas los internos han agradecido la presencia del escritor en la cárcel y han preguntado por su relación con las editoriales en los inicios de su carrera, por alguna obra en particular como La fiesta del Chivo, por sus ideas políticas liberales, sobre lo más difícil de haber recibido el Premio Nobel, etc. Tras el coloquio muchos se han acercado a pedir la firma del escritor en algunos libros y cuadernos con los que habían acudido al salón de actos.

Solidarios con Vargas Llosa en la cárcel

La visita de Vargas Llosa surgió porque su oficina en España quería donar unos libros a prisiones y llamaron a Solidarios que aprovechó para invitarle a participar y a entregar personalmente la donación en el centro penitenciario que se ha hecho esta mañana. Los 50 títulos donados incluyen sus grandes obras en diferentes idiomas: castellano, búlgaro, rumano, húngaro, portugués, polaco, ruso, albanés y serbio.

Una mañana de febrero que los internos tardarán en olvidar porque la han compartido con Mario Vargas Llosa: miembro de la Real Academia Española de la Lengua, Premio Nobel de Literatura en 2010, Premio Cervantes en 1994 y Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1986.

Por organizar actividades como esta Solidarios ha recibido el Premio Nacional del Fomento de la Lectura otorgado por el Ministerio de Cultura en 2017 por “su extraordinaria labor en la difusión de la lectura entre la población reclusa y su capacidad para hacer del libro una herramienta para la reinserción” en las Aulas de Cultura, tal y como se expresó en el fallo del jurado.

Al salir de prisión Mario Vargas Llosa comentaba que “la experiencia ha sido muy positiva, muy interesante, he aprendido muchas cosas. El trabajo de Solidarios para mantener a quienes están aquí en contacto con la cultura es magnífico.” Quién sabes si no será esta experiencia uno de esos momentos vividos que son germen de una nueva novela.

Aquí puedes ver la galería de fotos de esta visita excepcional en Valdemoro.

Vargas Llosa en el Aula de Cultura de la cárcel de Valdemoro