“La poesía proporciona una nueva manera de mirar el mundo, libre de los condicionamientos sociales”. Natalia Carbajosa

Compatir en Facebook Compatir en Twitter Enviar por email Más...

Entrevistamos a Natalia Carbajosa, poeta, narradora, ensayista y traductora que impartirá un taller de poesía en Aula de Cultura en el Centro Penitenciario Murcia II. Internos y voluntarios de esta actividad de SOLIDARIOS para el Desarrollo disfrutarán de días llenos de poesía y de libertad el 30 de abril y el 28 de mayo.

 natalia-carbajosa

Entre tus libros de poesía destacan Desde una estrella enana, Tu suerte está en Ispahán y La vida extraña. ¿Nos acercarás en el taller a ellos?

Os acercaré a ellos pero en la segunda sesión, en la primera prefiero hablar de la poesía en general y no centrarme en mi obra. En la segunda voy a pedir que todo el mundo lea y participe, así que yo haré lo mismo.

Tienes un blog de poesía y traducción en la revista Jotdown y colaboras con otros medios como El coloquio de los perros, Los cuadernos del matemático, La Galla Ciencia y Nube habitada. ¿La poesía está más viva que nunca o nos lo parece a quienes la leemos y amamos?

La poesía ha ido perdiendo visibilidad y función a lo largo de los siglos. Nuestros abuelos se sabían poemas y coplillas para cada ocasión, nosotros hemos perdido eso. A cambio, las redes sociales han traído un auge de los blogs y páginas de poesía y traducción poética que han acercado a los lectores a poetas de todo el mundo. Si sumamos el número de gente que se asoma a esas páginas, la verdad es que no se puede decir que la poesía no goce de buena salud.

¿En el amplio y rico territorio de la Cultura, a tu juicio, qué lugar ocupa la poesía en estos momentos?

Depende de en qué pongamos el acento. No olvidemos que la cultura hoy día es una poderosa industria. Desde ese punto de vista, la aportación de la poesía es mínima: la poesía no da dinero ni construye pelotazos editoriales. A cambio, sí proporciona prestigio y, en el caso de las pequeñas editoriales independientes, constituye una labor pequeña, casi artesanal, pero muy reconocida. Además, el trabajo de calle en pueblos y ciudades (recitales en bares y librerías, pequeños festivales), aunque no trascienda mucho, está siendo intensísimo en todas partes, aquí y en muchos otros países.

¿Qué puede aportar la poesía en los discursos y acciones contra la pobreza y la exclusión social? ¿Qué posibilidades brinda la poesía en esos contextos?

No creo que la poesía tenga que tener un contenido social explícito para servir en dichos contextos, aunque todos los poetas escribamos de vez en cuando un poema o un libro de denuncia social. La poesía es, ante todo, un uso imaginativo del lenguaje, y como tal, proporciona a quien se acerque a ella una nueva manera de mirar el mundo, libre de los condicionamientos sociales. Esa nueva visión, que apela sobre todas las cosas a la forma en que cada ser humano le pone palabras a sí mismo, a sus sueños y a su realidad, hace crecer a quien la practica. Y quien crece, desde luego, ya está dando el primer paso para cambiar el mundo.

No es el primer taller de poesía que impartes, pero sí en un contexto penitenciario. ¿Qué tiene de diferente para ti?

Pues tiene sobre todo de diferente que, cuando decimos que la poesía es lenguaje en libertad, en este caso lo decimos de un modo literal, es decir, nos dirigimos a gente que está privada de libertad, por las razones que sean. Cuando Miguel Hernández escribe desde la cárcel “Tu risa me hace libre / me pone alas / soledades me quita / cárcel me arranca”, no se trata de un lugar imaginado, su “cárcel” es absolutamente real. Me intriga ver cómo funciona la palabra poética, pues, en un contexto tan definido, donde la palabra tiene más peso, quizá, que si uno pudiera salir de allí al acabar el taller y volverse a su casa.

Ángeles Carnacea Cruz
Delegada de SOLIDARIOS para el Desarrollo en Murcia

Más sobre Natalia Carbajosa: Es doctora en filología inglesa por la universidad de Salamanca y ejerce como profesora de inglés en la Universidad Politécnica de Cartagena. También ha sido tutora de literatura inglesa en el centro asociado de la UNED de Cartagena. Como investigadora, participa en proyectos sobre poesía angloamericana y española con su antigua universidad.

Entre sus libros de poesía destacan Desde una estrella enana, Tu suerte está en Ispahán y La vida extraña.

Ha traducido al español, entre otros autores, la obra de las poetas H.D. (Hilda Doolittle), Kathleen Raine, Rae Armantrout y Emily Fragos, publicadas en editoriales como Lumen, Renacimiento, Vaso Roto y la colección de estudios americanos de la Universidad de Valencia. Además revisa las traducciones al español de la poeta rumana Ana Blandiana para la editorial Pretextos.

Tiene un blog de poesía y traducción en la revista Jotdown y colabora con otros medios como El coloquio de los perros, Los cuadernos del matemático, La Galla Ciencia y Nube habitada.

En la actualidad, prepara una edición bilingüe inglés/español de cuentos infantiles para la editorial Raspabook.