Más necesario que nunca; programa de Salud Mental

Compatir en Facebook Compatir en Twitter Enviar por email Más...

Las salidas grupales del programa de Salud Mental en este contexto de restricciones al contacto social son más necesarias que nunca.

El programa de Salud Mental de Solidarios está acompañando a más de 100 personas con diagnóstico de enfermedad mental y lo que más valoran es ser escuchadas, sentirse parte de un grupo, poder realizar actividades gratificantes con otros y tomar parte en las decisiones que les afectan.

En un momento donde la pandemia, las medidas restrictivas y las consecuencias económicas que la acompañan empiezan a pasar factura a la salud mental de la toda la población, las personas diagnosticadas previamente con problemas de salud mental se vuelven aún más vulnerables. Según Marcos Bocker, responsable del programa de Salud Mental de Solidarios, “el sentirse aisladas afecta a las personas con problemas mentales graves en mayor medida que a la población general. La soledad en personas con psicosis está asociada a la depresión, la angustia, el autoestigma y a un empeoramiento general de la calidad de vida. A pesar de la evidencia existente de que la soledad es una barrera a la recuperación de las personas, esta no suele ser un objetivo específico en la atención que reciben”.

En Solidarios seguimos apostando por los grupos de ocio: el voluntariado contribuye a generar espacios de encuentro y participación horizontales donde las personas diagnosticadas con enfermedad mental se sientan escuchadas, no juzgadas y con capacidad de decisión.

Mientras en algunas ciudades como Granada continúan con una agenda de citas online, este fin de semana en Madrid se han recuperado las actividades presenciales, y en Sevilla y Murcia han adaptado las reuniones a grupos más pequeños pero sin dejar las salidas conjuntas.

   

 

Granada

En Granada hay dos grupos funcionando en estos momentos, debido a las restricciones sanitarias en Andalucía las actividades no son presenciales sino online. El grupo que reúne a jóvenes con síndrome de Asperger y voluntariado se organiza por WhatsApp y todos los miércoles tienen una videollamada donde unos 16 participantes se reúnen, comparten música, series, libros, etc. y hablan de cómo va la semana. También han organizado “quedadas de tapas” los fines de semana donde, cada quién desde su casa, ha compartido su tapa preferida y su refresco con los demás. En estos meses han estado siempre en contacto lo que les permite mantener las relaciones sociales y sentirse parte de un grupo. Han organizado juegos online como Escape Room, el Pueblo Duerme, y han compartido su tiempo y su conversación para no perder los vínculos y sentirse solos.

También hay otro grupo en marcha que reúne a ocho personas con algún diagnóstico de salud mental y voluntarias/os que tienen su momento semanal de encuentro online los jueves y están deseando volver a los encuentros presenciales en cuanto las circunstancias lo permitan.

 

Madrid

Después de varios meses sin poder reunirse por las restricciones sanitarias de la pandemia, en Madrid las actividades presenciales del grupo de ocio de personas con diagnóstico de enfermedad mental se han retomado este fin de semana. Paseos por el parque de El Retiro, el Templo de Debot o Madrid Río han sido las primeras actividades de los grupos, que han tenido que dividirse para no reunir a más de 6 personas, incluyendo al voluntariado. De momento se han formado cinco grupos, unas 30 personas participando que se verán los viernes por la tarde y sábados también en la mañana y en la tarde.

 

Murcia

Ángeles Carnacea, responsable de Solidarios en Murcia, cuenta que “es increíble y muy hermoso ver los cambios que se generan en los participantes de los grupos de cultura y ocio. Personas que no salían de su casa ahora vienen todas las semanas a la sede y participan, no sólo en las actividades que proponemos del programa de Salud Mental, sino también en otras como el Club de Lectura que se organiza con la Biblioteca Regional. Las oportunidades que les brinda este espacio para abrirse al mundo son enormes y han sabido muy bien sentirse y hacerse parte de nuestro programa que no ha parado de crecer en estos últimos años”.

En Murcia son ocho los grupos que se reúnen cada miércoles tarde o jueves mañana, no más de seis personas en cada uno para compartir un paseo por la ciudad, el malecón, un café en una terraza o una visita al Museo del Agua.

 

Sevilla

El grupo de ocio de Solidarios en Sevilla hace dos semanas que recuperó las salidas presenciales donde participan unas 20 personas entre voluntariado y con diagnóstico de salud mental. Han mantenido el contacto online pero todas han coincidido en la necesidad de juntarse y relacionarse en espacios abiertos de nuevo.

Programas como el de Solidarios, que promueve el encuentro, el intercambio y la participación social de personas con problemas de salud mental en contextos comunitarios adquieren una relevancia fundamental en estos tiempos, donde el empeoramiento de la salud mental de la población en general por la situación de pandemia está siendo tratado ya por muchos medios de comunicación como “la cuarta ola” y desde la Organización Mundial de la Salud ya recomiendan asignar más recursos a la atención de la salud mental en el marco de los planes de respuesta y recuperación por el COVID.