Ritmos urbanos para vencer el estigma y el aislamiento de personas con diagnóstico mental en Murcia

Compatir en Facebook Compatir en Twitter Enviar por email Más...

Recientemente las personas que integran uno de los cinco grupos de ocio de salud mental de Solidarios en Murcia participaron en un taller de danza y ritmos urbanos. El taller fue impartido por Sara, profesora de danza y bailarina de la Fundación Trinitario Casanova, entidad con la que Solidarios ha firmado recientemente un convenio de colaboración.

Nada como una sesión de danza y ritmos urbanos, no solo para liberar estrés, sino también para generar vínculos saliendo de la rutina y, por qué no, perdiendo la vergüenza que a veces se interpone en la relación con otras personas. El taller se impartirá a los otros cuatro grupos de ocio de salud mental, uno cada mes, con la idea de que también tengan la oportunidad de compartir un rato divertido mientras aprenden algunos pasos de danza.

Sin duda, este tipo de actividades son un medio fantástico para generar cohesión en los grupos de ocio, conformados por personas voluntarias y personas con diagnóstico mental. Éstas últimas llegan a los grupos de ocio de Solidarios derivadas de la Unidad de Rehabilitación de San Andrés, del Centro de Salud Mental El Infante y del Centro de Salud Mental Murcia Este, gracias al Convenio de Colaboración entre Solidarios y el Servicio Murciano de Salud en el marco del programa para la participación y empoderamiento de las personas con diagnóstico de trastorno mental grave en la Región de Murcia.

Mediante los grupos de ocio se favorece la integración de las personas con enfermedad mental y se contribuye a superar la falta de ayuda y la barrera del estigma, principales obstáculos a los que se enfrentan para romper con el aislamiento. Los grupos de voluntariado son un gran apoyo que favorece una participación real de las personas con enfermedad mental en la vida social.