Sesiones informativas: #hazvoluntariado

Compatir en Facebook Compatir en Twitter Enviar por email Más...

2013 04 03 Geología (3)

 

Retomamos nuestras sesiones informativas, el primer paso para hacer voluntariado en alguno de los programas de Solidarios en Madrid, Sevilla, Granada y Murcia. Trabajamos con personas mayores, en hospitales y en las cárceles, con personas sin hogar, con inmigrantes, con personas con enfermedad mental, con menores y con personas con discapacidad.

A la vuelta del verano, millones de jóvenes comienzan sus estudios universitarios o continúan los comenzados en años anteriores. Las personas se reincorporan a sus trabajos o a sus actividades. Esta vuelta a la “normalidad” abre una puerta a comprometerse en actividades de voluntariado.

El año pasado aumentó el número de jóvenes universitarios que dedican parte de su tiempo al voluntariado social, según un estudio realizado por la Fundación Mutua Madrileña. Nueve de cada diez universidades cuentan con un departamento específico dedicado a coordinar sus programas de acción social y fomentar el voluntariado entre sus alumnos. Esta noticia desmonta tópicos sobre la falta de compromiso de los jóvenes, además de poner de relieve la dimensión social de las universidades. No sólo se trata de un título para conseguir un puesto de trabajo o de ganar conocimientos y habilidades, sino además de rescatar otras formas de ser útiles a la sociedad. Pero no sólo se implican jóvenes universitarios, sino también personas que trabajan, que están desempleadas o jubiladas.

Frente al estigma, la soledad y la dificultad para participar en igualdad de condiciones y oportunidades de muchas personas en nuestra sociedad, el voluntariado social favorece el encuentro y el desarrollo de red social.

Hace falta tiempo (dos o tres horas a la semana), una formación que la organización te facilita y un compromiso firme. En Solidarios para el Desarrollo entendemos el voluntariado como una actitud, una forma de relacionarnos con los demás basada en valores solidarios, de participar y de implicarse con los problemas sociales.

En las sesiones informativas, las personas interesadas se informan de los distintos programas en los que pueden incorporarse. A partir de ahí, se trata de elegir un programa que le atraiga a la persona porque podrá mantener un compromiso más firme y disfrutar más de su actividad. De esta forma disfrutarán también las personas con las que interactuará en su labor voluntaria.

Tú puedes ayudarnos a pasar la voz y difundir esta noticia en Facebook y en Twitter, con el hashtag #hazvoluntariado. ¡Síguenos!