Un mural en el patio de Soto del Real para recordar a las víctimas de la guerra en Ucrania

Compatir en Facebook Compatir en Twitter Enviar por email Más...

Internos del módulo 6 del Centro Penitenciario Madrid V (Soto del Real) participaron en la formación que ofrece TARUGA Creaciones, junto con Solidarios, en su apuesta por la integración e inclusión sociolaboral.

Los participantes han destacado la importancia de este tipo de actividades para aprender técnicas de utilidad para cuando salgan, progresar y cooperar con los compañeros. Además en esta ocasión con el diseño han querido hacer un homenaje a las víctimas de la guerra en Ucrania.

Internos del Centro Penitenciario Madrid V (Soto del Real) han rendido un homenaje a las víctimas de la guerra en Ucrania a través de un mural que han pintado en el patio de la cárcel de mano de Taruga CreacionesSolidarios. El objetivo de esta iniciativa artística es ayudar a reeducar y colaborar en la reinserción sociolaboral de personas en riesgo de exclusión.

     

En total 15 internos han recibido esta formación. Tras una breve formación teórica impartida por Taruga, empresa que diseña espacios únicos a través del arte de la pintura mural y la tecnología, los internos pasaron a la acción pintando un mural de grandes dimensiones (18m2) en el patio.

Los participantes se han mostrado muy satisfechos y agradecidos por el proyecto: “me ha parecido una iniciativa que nos ayuda a progresar y colaborar entre nosotros”. “Este tipo de formaciones deberían hacerse más a menudo, hemos aprendido y compartido un bonito momento entre compañeros, nos ayuda además a cooperar más entre nosotros y a la vez nos hemos divertido olvidando por un momento dónde estamos”. “Además, no descarto poder dedicarme a la pintura cuando salga de la cárcel, hasta ahora nunca me lo había planteado”, han comentado los internos al concluir la actividad.

“Se trata de pintar segundas oportunidades, en Taruga Creaciones creemos en la cultura como una herramienta para la reinserción social y laboral”, destaca Amaia Bacete, portavoz de Taruga. Por parte de Solidarios, “el objetivo es que la cárcel deje de ser vista en la sociedad como algo ajeno a ella y, además, este mural va a aportar al módulo un color y una visión diferente, así como despertar nuevas inquietudes y curiosidades entre los internos”, asegura Álvaro Crespo, responsable de los programas de Cultura en Prisiones de Solidarios.

El grupo de participantes estaba formado por jóvenes de entre 21 y 25 años procedentes del módulo 6, un módulo denominado de “respeto”, que autogestionan los propios internos y que desde hoy luce nuevo aspecto gracias a la colaboración artística y solidaria.

       

El diseño: un homenaje a las víctimas de la guerra en Ucrania

El diseño del mural está cargado de simbolismo ya que representa la bandera de Ucrania que se expande en un inmenso paisaje de un azul intenso en el cielo, que se une a la representación de las tierras fértiles en el extenso amarillo que asemeja cultivos de cereales. El paisaje como representación de lo vivo, es también un símbolo de esperanza. “En el centro del mural, hemos incluido la imagen de una niña con un globo como símbolo de paz y con ella queremos reflejar la valentía de los soldados y de la gente en Ucrania en estos momentos tan difíciles”, afirma Juan Fernando Hurtado, el artista de Taruga encargado de impartir la formación. El dibujo de la niña está inspirado en el popular artista Banksy ya que muchos de los jóvenes participantes sienten gran admiración por el arte callejero.

“Este es nuestro homenaje a las víctimas en Ucrania a ver si se acaba ya la guerra”, destacaba unos de los internos.