“Vivir en la cuerda floja” Exposición en la Noche en Blanco de Sevilla

Compatir en Facebook Compatir en Twitter Enviar por email Más...

Una exposición realizada por personas sin hogar tras participar en las actividades artísticas que Solidarios organiza en su Espacio de Encuentro Participativo en Sevilla.

Dentro de las actividades de La Noche en Blanco en Sevilla, el viernes 7 de octubre Solidarios inauguró la exposición “Vivir en la cuerda floja” hecha por los participantes del programa de acompañamiento a personas sin hogar. “Vivir en la cuerda floja” se presenta como un conjunto de obras que se gesta bajo un sol de injusticia y una sociedad que nos aparta la mirada, como personas invisibles.

Esta exposición busca visibilizar a las personas en exclusión social. Dotar de humanidad y empatía las piezas, tratar de poner el foco en la manera paternalista común de relacionarse con las personas sin hogar. Pero, sobre todo, construir una realidad expositiva de calidad (trabajo de artistas, comisariado, galeristas) y recibir la atención y el reconocimiento que merece la obra. Perder el miedo a llamarse artista y devolver a estas personas su identidad, fomentando la participación y un puesto en nuestra sociedad. El arte nos permite, como colectivo invisibilizado, tener voz a través de acciones o creaciones nacidas en el laboratorio artístico y que van dirigidas hacia el resto de la ciudadanía, convirtiéndose en nuestro público y permitiéndonos visibilizar, denunciar y sensibilizar sobre la realidad que sufren las personas sin hogar con ellos como protagonistas y con la cultura como excusa.

En la inauguración se realizó un recital en el que las personas participantes recitaron poemas creados de manera colectiva, explicaron sus obras, el proceso creativo, música…etc. Se trata de poner el arte y la cultura al servicio de las personas y con ello empoderarlas, capacitarlas e incidir en la mejora de su calidad de vida.

Desde Solidarios en Sevilla, acompañamos a personas sin hogar que se encuentran en la calle y también promovemos un espacio de encuentro participativo comunitario, donde utilizamos la cultura como motor de transformación social. Un espacio en el que participan vecinos, voluntarios y personas sin hogar de manera totalmente horizontal.