‘Convive’: programa con vocación internacional

Compatir en Facebook Compatir en Twitter Enviar por email Más...

Naciones Unidas

Solidarios para el Desarrollo aportó su experiencia en convivencia y relaciones intergeneracionales ante Naciones Unidas en un congreso de ONGs acreditadas, del 26 al 29 de agosto. Participó como ponente Mariano Sánchez, profesor de sociología por la Universidad de Granada y uno de los voluntarios universitarios “fundadores” de Solidarios.

El profesor Sánchez, que nos contará en un artículo su experiencia, habló del programa Convive y desarrolló su ponencia como representante de Solidarios como organización co-patrocinadora del taller Past is Prologue: Intergenerational Approaches to Social Development (El pasado es prólogo: enfoques intergeneracionales para el desarrollo social).

Desde Naciones Unidas consideran que los programas intergeneracionales contribuyen al desarrollo social, en especial en áreas de sostenibilidad y de cambios demográficos.

El taller se apoyó en tres ejemplos de programas “dedicados a desarrollar sus comunidades y que son interdependientes, sostenibles y capaces de aportar conocimientos y experiencia”.

Los programas elegidos aportaban, según Naciones Unidas, sostenibilidad dentro de las comunidades donde se desarrollan, un compartir de recursos entre generaciones, y la formación de personas jóvenes.

Convive y Homeshare International

Por otro lado, el profesor Sánchez ha viajado recientemente a Oxford para reunirse con miembros de la junta directiva de la organización Homeshare International, una red de entidades con programas en los que una persona mayor comparte su vivienda. En dicha reunión se ha planteado crear un comité de investigación sobre temas relacionados con las relaciones intergeneracionales.

El programa Convive llevó a Solidarios a participar el año pasado en el Tercer Congreso Mundial de Homeshare International, celebrado en la Universidad de Oxford. El congreso reunió a responsables de iniciativas de convivencia locales y a expertos en temas relacionados con el envejecimiento saludable y las relaciones intergeneracionales. Muchos de los representantes de las organizaciones participantes provenían de países europeos, pero los había también de Japón, Australia, Estados Unidos y Canadá. El envejecimiento de la población y las dificultades de acceso a la vivienda para jóvenes en estos países requiere la puesta en marcha de iniciativas para mejorar la calidad de vida de las personas mayores que viven solas, a través de la solidaridad intergeneracional y la mutua ayuda.

Las experiencias variaban en función del grado de dependencia de las personas mayores, en el perfil de la persona que vive con el anciano y en el compromiso que adquiere; algunos programas son gratuitos y otros exigen el pago de pequeñas cantidades a los participantes.

“Pero en lo que todos coincidían, es en la pertinencia de este tipo de programas y en el excelente impacto que tiene en el mayor, el joven y la comunidad en su conjunto. Inicialmente las principales expectativas del mayor y del joven eran la compañía y seguridad en el primer caso, y una vivienda asequible en el segundo. Tras meses de convivencia, las evaluaciones indican que uno de los aspectos más valorados por ambas partes es el mutuo enriquecimiento y el sentirse útiles a los demás”, sostiene Alfonso Fajardo Barreras, director de Solidarios, que también participó en el congreso.

¿Qué es Convive?

El programa Convive esuna iniciativa intergeneracional y solidaria basada en la convivencia de personas mayores en situación de soledad y estudiantes universitarios.

Como respuesta a una sociedad que envejece y en la que se debilitan lazos, el programa apuesta por una respuesta intergeneracional, comunitaria y solidaria. El programa se dirige a personas mayores que viven solas y que, valiéndose por sí mismas para la vida cotidiana, necesitan el apoyo y compañía en su casa para sentirse más vivas. Al mismo tiempo, los jóvenes universitarios que pasan a formar parte de su “familia” se incorporan a su domicilio siguiendo una vida normal, progresando en sus estudios y compartiendo las tareas y los gastos en el domicilio de la persona mayor. Se construye poco a poco una relación de confianza, de aprendizajes compartidos y apoyo mutuo, en una convivencia que aborda problemas de soledad en los más mayores y de alojamiento en los más jóvenes, al tiempo que se construye una sociedad más pendiente de las necesidades y más integradora.

Para poder coordinar este programa Solidarios cuenta con un convenio firmado con el Ayuntamiento de Madrid. A través de sus servicios sociales acceden los mayores en el programa, que cuenta también con la colaboración de siete universidades madrileñas donde estudian los integrantes de Convive: la Complutense, la Autónoma, la Politécnica, la Carlos III, la Rey Juan Carlos, la Pontificia de Comillas y la de Alcalá.