Voluntariado contra la soledad. Evaluación del programa de acompañamiento a mayores.

Compatir en Facebook Compatir en Twitter Enviar por email Más...

Estamos comprometidos con las personas mayores y queremos ofrecer un voluntariado que realmente signifique un cambio en la vida de quienes se encuentran en situación de soledad, para que puedan sentirse mejor, para que tengan un espacio de encuentro, para que el envejecimiento sea activo. Por ese motivo hemos preguntado a las personas mayores que participan en el programa de acompañamiento y en CONVIVE, de convivencia intergeneracional, qué les aporta contar con el voluntariado de Solidarios.

¡¡¡Estoy mil veces mejor!!!!! Tengo alguien a quien abrirme tal como soy, no me juzga. Me enseña cada vez que nos vemos y se enfrenta muy bien a los problemas de la vida, es un primor.”

                            (María Teresa, participante del programa de mayores en Murcia)

Durante este último año podemos contar historias bonitas de encuentro, aún en el contexto difícil de pandemia, como la de Concha, Meli, Jesús… y así hasta más de 220 personas mayores que han recibido la compañía de un voluntario o voluntaria de Solidarios en Madrid, Murcia, Granada o Sevilla.

Cuando se incorporan a Solidarios, más de la mitad de las personas mayores dice sentirse sola muy a menudo. La mayoría de las participantes en el programa son mujeres, el 87%, con una media de edad de 78 años.

“Tengo el aliciente de que va a venir alguien todas las semanas.”

(María Jesús, participante del programa de Mayores en Madrid)

Les hemos preguntado qué les aporta el voluntariado y hemos recibido como respuesta: alegría, ánimo, compañía… deseos de salir a la calle y cuidarse más. En definitiva, conseguimos lo que deseamos: luchar contra la soledad y conseguir un envejecimiento más activo.

Puedes ver aquí el informe completo.

En 2020-21 se han realizado 85 convivencias del programa CONVIVE donde la valoración media por parte de las personas mayores es de 9,1 sobre 10. Esta puntuación tiene un valor excepcional en la situación de pandemia, ya que CONVIVE ha significado para muchas personas mayores poder convivir durante el confinamiento domiciliario y contar con un gran apoyo tanto emocional como para cubrir tareas de necesidades básicas.

“Para mí convivir con una estudiante es muy gratificante, porque aprendo muchas cosas y también enseño muchas cosas. Me enriquece y creo que yo también les aporto”

Luisa, 89 años, convive con Karin, 22 años.

 

 

Queremos llegar a más y ¡contamos contigo! Estás a tiempo de contribuir a que la tarde de Concha no sea sola delante de la tele, a que Meli pueda salir de casa a dar un paseo, a que Jesús te contagie su activismo en la lucha por las pensiones y sus ganas de vivir… con tu tiempo como voluntaria/o o/y con tu apoyo económico como socio/a para que podamos seguir trabajando. O si lo prefieres con una donación puntual para el programa de mayores.

Juntas podemos. Solidarios luchando contra la soledad de las personas mayores.