Voluntariado que conecta a diferentes generaciones y lucha contra la soledad no deseada

Compatir en Facebook Compatir en Twitter Enviar por email Más...

29 de Abril, Día de la Solidaridad Intergeneracional. En Solidarios llevamos más de 30 años uniendo a personas mayores con otras más jóvenes, con otras experiencias y otros anhelos, para que juntas luchen contra la soledad no deseada y consigan una vida más plena.

En el último año, Solidarios ha estado directamente al lado de 269 personas mayores mediante los voluntarios y voluntarias del programa de acompañamiento y con CONVIVE, programa de convivencia intergeneracional entre mayores y universitarios.

A estos acompañamientos personales y directos semana a semana, o día a día en el caso de CONVIVE, tenemos que sumar los cientos de mayores a los que hemos llegado por medio de las actividades grupales que se han desarrollado en centros de mayores y por acciones online como un blog específico.

La soledad que no se elige es un problema social y cuando tienes más de 65 años es un factor claro que empeora tu salud. La falta de actividad y la dejadez convierten a las personas mayores solas en un colectivo en riesgo que el voluntariado consigue sacar de su rutina y mantener activo, preocupado de otros temas y dándole un valor dentro de nuestra sociedad.

En 2020 han sido 209 personas mayores las que han recibido semana a semana la visita de un voluntario de Solidarios en Madrid, Murcia, Granada o Sevilla. Durante los meses de confinamiento se realizaron 4.016 llamadas individuales de acompañamiento para evitar que las personas mayores se sintieran abandonadas y pudieran así compartir sus miedos.

El programa CONVIVE en este último y difícil año 2020 ha contado con 85 convivencias donde las personas mayores han recibido el empuje de estos jóvenes para hacer frente a su soledad y han conseguido así permanecer en sus viviendas de forma autónoma e independiente, con la ayuda necesaria para poder lograrlo. CONVIVE es sin duda un apoyo al envejecimiento activo, donde distintas generaciones se conectan para aprender unas de otras y vivir mejor, que desde el año 1995 ha facilitado más de 1500 convivencias entre estudiantes y personas mayores.

La solidaridad intergeneracional es una acción cotidiana para los 182 voluntarios y voluntarias del programa de acompañamiento a mayores de Solidarios.

Pero no sólo en este programa, no olvidemos que el voluntariado acoge a personas de diferentes edades que componen equipos de atención donde también el aporte entre las diferentes generaciones es importante para quienes participan en las actividades en prisiones, en los grupos de ocio de Salud Mental o en el apoyo a personas sin hogar. Jóvenes voluntarios universitarios comparten actividad con personas jubiladas o personas que realizan su voluntariado al terminar su jornada laboral, diferentes edades y visiones del mundo que confluyen en la necesidad de vivir en una sociedad más solidaria.

Foto: Lolo Vasco